sábado, 24 de enero de 2009

Comprobación de la polaridad de una fuente de corriente continua.

Normalmente cualquier fuente de corriente continua lleva convenientemente marcada mediante signos (+,-) o colores la polaridad, pero puede ser que en ciertas ocasiones no la sepamos, pues bien esta entrada tratará diversas formas de averiguarlo.

1ª Forma: Hoy en día se puede averiguar de forma fácil la polaridad mediante un polímetro digital. Lo primero de todo es colocar las bananas del polímetro correctamente; la banana negra se conectará donde pone COM y la roja en la que indica V.

Polímetro digital, conexión bornas. Foto: Viatger.

Cuando efectuemos la medida con el voltímetro si la polaridad es la correcta la pantalla marcará la tensión que mida, la banana roja será el positivo y la banana negra el negativo, si no fuese así la pantalla a parte de marcar el voltaje medido delante se vería un signo menos, esto nos indicaría que la banana roja es el negativo y la negra el positivo, es decir, que la polaridad está invertida.

Medida correcta siendo la banana roja el + y la banana negra el negativo. Foto: Viatger.

Lectura cuando la polaridad está invertida. Fotos: Viatger.

Si el polímetro es analógico se procede igual con la diferencia que si la polaridad no es la correcta la aguja irá en sentido contrario, aunque recomiendo no utilizar el polímetro analógico para comprobaciones de polaridad porque al girar la aguja en sentido contrario podríamos romperlo.

2ª Forma: Mediante lámparas de gas Neón, estas son una ampolla donde se alojan dos electrodos donde existe gas Neón.

Lámpara de Neón. Foto: Wikipedia.

Se conecta en serie con este tipo de lámpara o bombilla una resistencia de 200KΩ y se conecta a una fuente de corriente continua y se encenderá solamente un electrodo que nos indicará el polo negativo de la fuente. Con este sencillo circuito se pueden hacer medidas a partir de 90 V (tensión mínima de ruptura de la lámpara para que empiece a conducir, en otros tipos bastan 60 V) hasta 500 V de corriente continua. En estas lámparas cuando se le aplica una tensión alterna se iluminan ambos electrodos.
Existen en el mercado comprobadores (llamados discriminadores) que mediante este tipo de lámparas el electrodo que ilumina señala el positivo como el que se puede ver en la fotografía además de medir una gama de tensiones tanto en corriente continua como alterna, existen muchísimas marcas y modelos en el mercado.

Discriminador o voltímetro de tensiones alternas y continuas. Foto: Viatger.

Se puede apreciar que en la medida de tensión continua solamente se enciende uno de los electrodos. Foto: Viatger.

En corriente alterna se iluminan ambos electrodos. Foto: Viatger.

3ª Forma: Mediante dos leds, uno polarizado de forma directa y otro polarizado de forma indirecta como muestra el esquema.


Cuando el borne X1 sea positivo el LED rojo queda polarizado inversamente y no conduce, por tanto, no iluminará, pero el LED verde queda polarizado directamente conduciendo e iluminando, por tanto, el borne X1 es el positivo de la fuente, en caso contrario será el LED rojo el que quedará iluminado señalando que la borna X1 es el negativo de la fuente. Para calcular la resistencia R limitadora la entrada que hice en el apartado etiquetado como Electrónica.

4ª Forma: esta forma de hallar la polaridad la comento a modo de curiosidad, se trata de preparar un recipiente de agua a la cual disolveremos sal para que sea mejor conductora (recordar que el agua destilada NO es conductora, a medida que el agua contenga más minerales o impurezas aumentará su conductividad) y sumergiremos en ella los dos electrodos de la fuente de corriente continua sin que lleguen a juntarse porque si no provocaríamos un cortocircuito, pues bien, el electrodo que produzca burbujas ese será el polo negativo, este método es el basado en la descomposición del agua mediante electricidad, las burbujas son hidrógeno si acercamos un encendedor veremos como se produce una pequeña llama ya que es inflamable.

Fotos: Viatger.