miércoles, 8 de abril de 2009

Averías en motores trifásicos de inducción.

En esta entrada trataremos las averías más frecuentes en motores trifásicos asíncronos o de inducción y sus posibles soluciones, aunque esté dedicado a este tipo de motor utilizado en la industria por excelencia dadas sus características de sencillez, robustez y economía, algunas de las averías pueden ser extrapolables a otros tipos de motores.

EL MOTOR NO ARRANCA.

Posibles causas:

1. No hay tensión en la red de alimentación.
2. Fusibles fundidos o magnetotérmico, diferencial, disparado.
3. Relé térmico o guardamotor disparado.
4. Subtensión de alimentación.
5. Conexiones del equipo de control equivocadas.
6. Conexiones flojas.
7. Circuito abierto o cortocircuito en las bobinas del estator.
8. Contacto a tierra del motor.
9. Rodamientos o cojinetes duros.
10. Equipo de control defectuoso.
11. El motor funciona con una sola fase.

Soluciones:

1. Comprobar la tensión de la red, comprobar que no existan conexiones flojas.
2. Reponer las protecciones e investigar por qué dispararon; falta a tierra, cortocircuito, etc.
3. Reponer las protecciones e investigar por qué dispararon; demasiada carga en el motor, etc.
4. Comprobar la tensión en las bornas del motor con el mismo en carga, comprobar que la caída de tensión es la adecuada y por ende la sección de los conductores de alimentación.
5. Comprobar el esquema de conexiones del equipo y corregir los posibles errores.
6. Apriete de las conexiones flojas y comprobación del resto de conexiones, ¡cuidado con los pares de apriete!
7. Localizar la bobina en cortocircuito y llevar a rebobinar o reparar si se dispones de los medios adecuados.
8. Localizar el contacto a tierra y reparar.
9. Engrasar o cambiar cojinete.
10. Proceder a reparar equipo de control o cambiar el equipo.
11. Comprobar todo el circuito averiguando por qué recibe el motor dos fases y reparar.

EL MOTOR HACE MUCHO RUIDO.

Posibles causas:

1. Carga eléctrica desequilibrada (desbalanceada se llama en los países latinoamericanos).
2. Trepidación.
3. Entrehierro desigual.
4. Rodamientos ruidosos.
5. Conjunto de láminas flojas o rotor flojo en el eje.
6. El rotor roza con el estator.
7. Objetos aprisionados entre las aspas del ventilador y el escudo lateral.
8. El motor se ha aflojado de la bancada donde está sujeto.
9. Acoplamiento rotor –carga a mover floja.

Soluciones:

1. Comprobar y corregir el desequilibrio.
2. La máquina impulsada está desequilibrada, se debe desconectar el motor de la carga, si el motor siguiese haciendo ruido equilibrarlo.
3. Alienar el rotor o cambiar los cojinetes que seguramente están muy desgastados.
4. Comprobar la lubricación y si es necesario lubricarlos, si persiste el ruido cambiarlos.
5. Reapretar todos los pernos de sujeción.
6. Alienar rotor, si persiste el roce cambar los cojinetes o rodamientos.
7. Desmontar el motor y realizar una limpieza a fondo del mismo, quitando todos los posibles objetos que pudiese haber.
8. Apretar los pernos de sujeción y si fuese necesario alinear el motor.
9. Alinear y apretar pernos.

EL MOTOR SE CALIENTA EN EXCESO O HUMEA.

Posibles causas:

1. Sobrecarga.
2. Desequilibrio red de alimentación o falta una fase de alimentación.
3. Protecciones disparadas; magnetotérmico disparado, fusible quemado, etc., aparato de control defectuoso.
4. Sistema ventilación motor defectuoso.
5. Motor parado por la máquina impulsada o rodamientos demasiado apretados.
6. Bobinas del estator en cortocircuito.
7. Bobinas del estator con defecto a tierra.

Soluciones:

1. Efectuar medida del consumo en cada fase y comparar con la intensidad nominal de la placa de características del motor, en caso de ser muy elevada reducir carga.
2. Medir las tensiones y comprobar si existe desequilibrio de tensión o si el motor trabaja con una sola fase.
3. Averiguar por qué saltaron las protecciones, cortocircuitos, faltas a tierra, circuitos abiertos, etc.
4. Limpiar conductos de la ventilación y devanados.
5. Desconectar el motor y averiguar el porqué de la parada de la máquina impulsada.
6. Realizar su reparación.
7. Realizar su reparación.

RECALENTAMIENTO DE LOS RODAMIENTOS O COJINETES.

Posibles causas:

1. Si el motor lleva correa de transmisión que se encuentre ésta demasiado apretada.
2. Escudos laterales flojos o mal puestos.
3. Eje del rotor torcido.

Soluciones:

1. Comprobar cómo están los escudos y si no están bien alienados o mal montados montarlos correctamente.
2. Reducir la tensión de la correa.
3. Enderezar eje o llevar a reparar.

Hasta aquí las averías más frecuentes en los motores trifásicos asíncronos, seguro que me he dejado tipos de averías, pero creo que he puesto las más generales. Me hubiese gustado poder completar esta entrada con fotografías pero no ha podido ser, si consigo material fotográfico ya lo iré añadiendo.

Un saludo,
Viatger.