viernes, 25 de abril de 2008

Nikola Tesla.

Nació el 9 de julio de 1856 en Smiljan, actualmente región de Croacia, hijo de un sacerdote ortodoxo, su madre, aunque analfabeta, poseía una inteligencia extraordinaria, solía inventar artilugios para diferentes tareas domésticas en la granja donde vivían.

Desde muy temprana edad tuvo gran talento para las matemáticas y una memoria prodigiosa, cursó estudios de ingeniería en la universidad técnica de Granz, en el sur de Austria, durante sus años de estudiante conoció el anillo de Gramme [1] y se dio cuenta del inconveniente que representaba las chispas que se producía en el colector de las máquinas eléctricas. En 1881 obtuvo una solución al problema.
En 1882 se trasladó a París para trabajar en la empresa Continental Edison Company, un año más tarde, con motivo de un proyecto, construyó uno de los primeros motores de inducción.

En 1884 emigró a Nueva York prácticamente en el ruina, poseía una carta de recomendación para Edison [2] y sabiendo nada menos que doce idiomas.
Edison le dio trabajo, pero el fuerte y a la vez carácter difícil de ambos y la disparidad de opiniones en cuestiones técnicas sobre electricidad hizo poco duradera la relación.

Patente de la dinamo de Tesla.

Tesla dejó a Edison poniendo sus ideas, sobre las corrientes alternas y motores de inducción, en mano del industrial Westinghouse [3] empezando una relación larga y fructífera. Empezaba la guerra entre la corriente continua, defendida por Edison, y la corriente alterna, defendida por Tesla y Whestinghouse, acabará imponiéndose la corriente alterna. [4]

Se debe hacer hincapié en el carácter extraño, neurótico y de trato imposible que poseía Tesla casi imposible de no ofender, a raíz de ello normalmente trabajaba solo en su laboratorio-taller para que pudiera dar rienda suelta a su creatividad y sin interferencias de ningún tipo.

Durante su vida crió palomas dándoles todo lo que no era capaz de darle a las personas.
En 1917 se le concede la más alta condecoración norteamericana; la medalla Edison (con el odio visceral que le tenía no sé si le agradaría demasiado poseer una medalla con el nombre de su peor enemigo).

En 1912, paradójicamente, se proponía para el premio Nobel de física a Nikola Tesla y Edison, Tesla llevado por el odio y rabia que sentía hacía Edison rehusó a compartir el premio. La Academia en última estancia concedió el premio a un sueco mucho menos conocido.

Falleció pobre y solo con la única compañía de las palomas a las que alimentaba en Nueva York el 7 de enero de 1943.

Entre sus inventos se encuentran:

- Un sistema de iluminación.
- Una embarcación teleautomática.
- La bobina de Tesla.
- Etc.

Mediante la bobina de Tesla se pueden producir miles de voltios, en la foto Tesla en su laboratorio de Colorado entre rayos...


Realizó en sus últimos días inventos de poca aplicación práctica que rayaban la excentricidad, como por ejemplo propuso la iluminación del Sahara para que pudiera ser visto por los extraterrestres.

Ha pasado a la historia como un gran científico, pero un tanto visionario y fuera de la realidad.
El mundo científico le honra dándole a la unidad de inducción magnética, su nombre, en el sistema internacional de unidades (SI).
_____________________________________________________


[1] Inventor belga, constructor de un tipo de dinamo cuyo funcionamiento supuso el inicio de las aplicaciones eléctricas a escala industrial.

[2] Inventor estadounidense.

[3] Inventor e industrial estadounidense

[4] Edison luchó encarnizadamente a favor por de la corriente continua y como siempre quería tener razón, se las arregló para que el estado de Nueva York adoptase la corriente alterna para la silla eléctrica, defendida dicha corriente por Tesla, y después señalar con horror como ejemplo letal de este tipo de corriente.
No deja de ser curioso como todos los libros que hablan con elogios sobre Edison se dejan este capítulo que no lo deja muy bien como persona.